Lágrimas negras de Brin, de Nicholas Avedon

Para aquellos escépticos de la autopublicación, aquí tenéis un ejemplo de lo que os podéis encontrar. Pasad y desengañaos por vuestros propios ojos.

Anuncios